Implante peneano

¿Qué son los implantes peneanos?

Los implantes peneanos o de pene son dispositivos colocados dentro del pene para permitir que los hombres con disfunción eréctil tengan una erección. Los implantes de pene generalmente se recomiendan después de que fallan otros tratamientos para la disfunción eréctil. Existen dos tipos principales de implantes de pene, semirrígidos e inflables. Cada tipo de implante de pene funciona de manera diferente y tiene distintas características.
La colocación de implantes de pene requiere cirugía. Antes de elegir los implantes de pene, es necesario entender lo que implica la cirugía, incluidos los posibles riesgos, complicaciones y atención de seguimiento.

¿Cuándo se indica el uso de implantes peneanos?

Para muchos hombres, la disfunción eréctil puede tratarse con éxito con medicamentos (orales, inyección intracavernosa o tratamientos intrauretrales) o mediante el uso de una bomba de pene (dispositivo de constricción de vacío).

Las prótesis de pene suelen indicarse cuando los tratamientos farmacológicos no son eficaces.

Sin embargo, las guías clínicas de la Asociación Americana de Urología reconocen que las prótesis de pene pueden, tras valoración conjunta con el paciente, indicarse como una primera terapia, en base al alto grado de satisfacción que proporcionan (>90%).

Consulta de doctor

Resulta una buena indicación y un tratamiento muy seguro en manos experimentadas.

Proporciona una alta tasa de satisfacción en las relaciones sexuales, tanto para el paciente como para la pareja.

La cirugía es, generalmente, segura y de corta estancia.

Es importante consultar al cirujano acerca de su experiencia y resultados e informar al equipo médico sobre sus expectativas.

Es necesario informarse exhaustivamente sobre técnicas, tasas de éxito y complicaciones antes de la intervención.

¿Más información sobre implantes peneanos?

Cuando se indica una prótesis, el mejor procedimiento es reconstruir el pene e intentar recuperar las medidas. La función del implante es dar rigidez al pene. Muchas veces la colocación de una prótesis es realizada sin recuperar las dimensiones originales, el paciente corrige el problema de erección pero corre el riesgo de quedar con un pene más pequeño.

Por lo tanto, es muy importante consultar a un médico especialista para un diagnóstico preciso. Solamente con exámenes precisos, realizados durante la consulta, es posible comprobar la presencia de pérdida de rigidez y tamaño del pene. La clave del tratamiento con prótesis es reproducir lo más posible la erección natural.

Objetivos de la cirugía de prótesis

Hombre alivado

Nuestra metodología terapéutica se basa en una fórmula innovadora y multidisciplinaria, la fusión de la mejor cirugía con medidas psicoterapéuticas que permiten recuperar no solamente la capacidad eréctil sino la autoestima y la calidad de vida de pareja.

La elección del tipo de prótesis es realizada en conjunto con el paciente, en el momento de la consulta, a partir de una profunda evaluación. Tratamos cada caso de manera individualizada, considerando siempre la condición médica, estilo de vida, preferencia personal y relación costo-beneficio.

¿Cuáles son los principales riesgos de la cirugía prostética del pene?

Como con cualquier cirugía, la infección es posible. Es posible que tenga un mayor riesgo de infección si tiene una lesión en la médula espinal o diabetes. Sin embargo, hoy en día, con los nuevos dispositivos disponibles recubiertos con antibióticos, el riesgo es realmente bajo, menos del 2%.

Los nuevos diseños de implantes de pene son confiables, pero en casos raros los implantes pueden tener problemas mecánicos. Puede ser necesaria la revisión quirúrgica.

Enfermedad de Peyronie tratamiento

Antes del implante peneano

El urólogo:

Revisará el historial médico: condiciones médicas actuales y pasadas. Hable sobre cualquier medicamento que esté tomando o haya tomado recientemente, así como sobre cualquier cirugía que haya tenido. Su médico confirmará la presencia y la naturaleza de la disfunción eréctil.

Realizará un examen físico. Para asegurarse de que los implantes de pene sean las mejores opciones para usted, su médico le realizará un examen físico, incluido un examen urológico completo. Tratarán de determinar si existe alguna razón por la cual la cirugía de implante de pene pueda causar complicaciones. Su médico también examinará su capacidad para usar sus manos, ya que algunos implantes de pene requieren mayor destreza manual que otros.

Discutirá sobre las expectativas. Asegúrese de entender lo que implica el procedimiento y el tipo de implante de pene que más le convenga. También es importante saber que el procedimiento se considera permanente. Su médico también le explicará los beneficios y riesgos, incluidas las posibles complicaciones. Idealmente, incluirá a su pareja en la discusión con su médico.

Existen tres tipos básicos de implantes

Dos varillas flexibles que producen una rigidez permanente pero que son “flexibles” para que puedan ocultarse. Son rápidos y fáciles de insertar, rara vez desarrollan problemas mecánicos y son especialmente útiles en hombres con problemas médicos complejos

Dos cilindros pareados en el pene, una bomba en el escroto y un reservorio lleno de líquido en el abdomen. La bomba se activa a mano y se asemeja más a una erección normal. Debido a que tienen muchas piezas, tardan más en colocarse y tienen un mayor riesgo de problemas mecánicos que pueden requerir reparación quirúrgica.

Dos cilindros precargados que requieren una bomba escrotal pero no tienen depósito de fluido. Son útiles si se ha sometido a una cirugía pélvica o abdominal que dificulta la inserción del reservorio.

Antes del procedimiento, tendrá una sesión de asesoramiento completa, con el personal médico y de enfermería especializado, sobre los diferentes tipos de implantes, y se le mostrará cómo se ven y cómo funcionan.

En el 80% de los casos, el implante dura de 10 a 15 años. Pasado ese tiempo, puede cambiarse por uno nuevo.

Prótesis maleable
Prótesis hidráulica

¿En qué consiste el procedimiento de implante peneano?

Antes de la cirugía

La cirugía de implante de pene generalmente se realiza en un centro de cirugía u hospital. Se administran antibióticos por vía intravenosa para ayudar a prevenir la infección. El sitio de la cirugía también se afeitará inmediatamente antes de la cirugía para reducir el riesgo de infección. Nunca se afeite la piel genital en casa antes de ir al hospital.

Durante la cirugía

La técnica de implantación puede ser infrapúbica o peno-escrotal.

Se podría insertar un tubo (catéter) en su vejiga a través de su pene para vaciar su vejiga.

El cirujano realiza una incisión en el ángulo peno-escrotal (técnica peno-escrotal) o en la raíz del pene, por debajo del pubis (técnica infrapúbica). La zona de trabajo es el tejido esponjoso del pene que normalmente se llenaría de sangre durante una erección. Este tejido está dentro de cada una de las dos cámaras huecas llamadas cuerpos cavernosos. Su cirujano elegirá el implante del tamaño correcto y colocará los cilindros del implante dentro de su pene. Todos los tamaños están personalizados para las medidas exactas de su cuerpo.

Para el dispositivo de tres piezas, su médico también implantará un depósito de líquido debajo de la pared abdominal a través de una incisión interna. Una vez que la prótesis esté en su lugar, su cirujano coserá las incisiones para cerrarlas. La cirugía de implante de pene usualmente toma 45 minutos.

Después de la cirugía

Después de la cirugía de implante de pene, es probable que necesite tomar medicamentos para aliviar el dolor. El dolor leve puede persistir durante varias semanas. Es posible que también necesite tomar antibióticos durante una semana para prevenir la infección. Su médico le proporcionará instrucciones específicas durante el proceso de curación y sobre cuándo puede reanudar las actividades normales. Es probable que tengas que volver a tu médico cada dos semanas.

La mayoría de los hombres puede reanudar la actividad sexual entre 4 y 6 semanas después de la cirugía.

Pedir cita con el Dr. Lledó